¿Qué es la Sintonización?

Es una de esas palabras que dice lo que nombra, incluso si nunca la has escuchado antes: un proceso de afinación, que infiere la armonización.

Entonces, la Sintonización es entrar en sintonía adentro. O mejor dicho, sintonizarse hacia arriba. Es encontrar la fuente de tu propia sabiduría, amor y poder, y adherirse a ella. Es alinear tu estado de conciencia con la fuente de creatividad que se origina en un orden superior del Ser dentro de ti, para resonar clara y plenamente con esa fuente. ¿Y cómo sabes que tu conciencia está alineada con la fuente de sabiduría, amor y poder? Porque te enciendes, resonando con la vibración de esa fuente.

La Sintonización también es entrar en sintonía entre nosotros. Espero poder hacerlo ahora a través de estas palabras. No solo estoy sintonizando la fuente de sabiduría dentro de mí. Estoy sintonizando contigo, mi lector. Y esperando que sintonices con la sabiduría que dejo fluir a través de mis palabras.

La Sintonización también puede ser una experiencia para un individuo. Nuestros pensamientos y sentimientos pueden dejar de luchar entre sí y sintonizar juntos. Todas las facetas de nuestra psique pueden aprender a llevarse bien y a crear integridad y bienestar personal. Los complejos sistemas físicos de nuestro cuerpo pueden funcionar en mejor y mayor armonía.

La Sintonización también es algo que aportamos al mundo que nos rodea. Cuando nos sintonizamos con la fuente de la sabiduría, el amor y el poder, tenemos eso mismo para dárselo a las personas que nos rodean — a los más cercanos a nosotros, a nuestra comunidad y al mundo en general.

Todo lo que vibra en nosotros tiende a resonar de alguna manera con otras personas. Alguien que practica conscientemente la Sintonización logra obtener atención plena con esa vibración. En su propia sintonización hacia arriba, trae la vibración más creativa posible a su mundo.

La Sintonización también es una experiencia colectiva. Cuando un grupo de personas practican la Sintonización juntas, las armonías superiores de la conciencia humana pueden resonar en ese grupo. ¡Imagínense si todo el mundo llegara a conocer la sintonía juntos!

Para que la Sintonización funcione creativamente en la experiencia de una persona, tiene que convertirse en una práctica intencional. La persona tiene que adoptar una actitud mental y un proceso de pensamiento que guíe a todo el sistema humano hacia la Sintonización. Tienen que aprender la inteligencia emocional que les permite sintonizarse hacia arriba, sintonizar con los demás y resonar creativamente en el mundo, porque el corazón humano es vital para nuestra resonancia.

La práctica consciente de la Sintonización se convierte en una práctica espiritual. Es la parte de pensar y sentir de la práctica lo que abre la experiencia espiritual. Esto es cierto en el arte de vivir, día a día y momento a momento. Entonces, la Sintonización es relevante para cada momento de nuestras vidas, todo lo que hacemos en cada faceta de nuestra vida, e incluso para aquellos momentos en los que parece que no estamos haciendo nada.

La práctica de la Sintonización también es relevante para momentos específicos de intensificación espiritual. A través de un enfoque consciente profundo, hay una mayor sintonía, seguida de una resonancia intensificada en la experiencia humana. Eso se puede lograr mediante la oración, la meditación, el movimiento corporal consciente, como el yoga o la adoración colectiva.

Para alguien que se involucra en la Sintonización como una práctica consciente y como una práctica espiritual, puede convertirse en una práctica de medicina energética. El practicante está sintonizado, sintonizando con otra persona y luego permitiendo que la fuente de vibración se mueva a través de sus manos hacia esa otra persona. Entonces, la práctica espiritual consciente de la Sintonización empodera la práctica de medicina energética. Y la práctica de la medicina energética enfoca y fortalece la práctica consciente espiritual.

Cualquier intento de participar en la práctica de la medicina energética de la Sintonización sin la práctica espiritual consciente es inútil.

La Sintonización es la práctica espiritual de un Emisario de Luz Divina. Sí, un Emisario de Luz Divina hace brillar la luz, y eso es parte de la práctica. Pero, ¿de dónde viene esa luz? Desde la fuente de luz a un nivel superior del Ser.

Entonces, hacer brillar la luz es parte de la práctica espiritual de la Sintonización, y debes sintonizarte con esa luz antes de poder dejarla brillar. Tienes que sintonizarte con el amor y recibirlo antes de poder dejarlo salir. Un Emisario de Luz Divina deja que el amor irradie sin preocuparse por los resultados. Pero solo si están en sintonía con el amor.

¿Existe algo que tenga algún valor fuera de la experiencia de la Sintonización?

¿Qué es una familia que no está experimentando Sintonización? Puede degenerar en dolor emocional y agonía.

¿Qué es la relación sin Sintonización? Una asociación sin amor que puede convertirse en angustia.

¿Qué es Dios sin Sintonización? Una creencia en una entidad distante.

¿Qué es la individualidad sin Sintonización? Soledad y esterilidad.

¿Qué es la humanidad sin Sintonización? Una especie en auto sabotaje. No hay paz en la tierra, no hay futuro próspero sin Sintonización.

Todo lo que tiene valor es parte de una experiencia de Sintonización. Y sin Sintonización, todo se derrumba. Es admirable establecer como misión la evolución consciente de la humanidad o la regeneración espiritual de la humanidad. ¿Pero cómo? A través de la Sintonización.

Declaro que 2021 será un año del renacimiento de la Sintonización en la experiencia humana. Me comprometo a vivir y conocer esa experiencia por mí mismo y a llevarla al mundo. ¿Te unirás a mí?