?>

Surgimiento total del ser

Cada uno de nosotros está en una etapa diferente en el permitir que la realidad superior de quienes somos descienda a nosotros. Algunos más o menos miran para otro lado. Se centran mucho en su viaje por el mundo: las personas que conocen, los lugares a los que van y todas las cosas que tienen que lograr, mientras ignoran lo que sucede en el interior. Una persona centrada así está dormida. Realmente no han entrado en el proceso de permitir que lo que está arriba de ellos entre en ellos, y luego los atraviese y lo desbordes. Su copa humana está dirigida hacia el mundo, por lo que no se está llenando y no se está desbordando. Algunos están dormidos en este respecto, y otros están en diversas etapas de permitir que se llene su propia copa.

¿Qué está llenando la copa cuando está abierta hacia arriba y no tiene fugas? Shekinah es una palabra antigua que nombra la evidencia de la presencia de Aquel que mora. El que mora es la realidad última de ti, para ti; o de mí, para mí. Shekinah es la evidencia de la presencia de Aquel, conocido en el mundo cuando la copa humana ha recibido la emanación de la realidad interna. Únete a mí en esta meditación sobre el proceso de la encarnación completa de Aquel que mora.

Cuando una persona comienza a despertarse, toca la Gloria de la Vida. Esa gloria nace de lo que la crea. Nace de la Luz de la Verdad y el Fuego del Amor. La vida sin amor no es realmente vida. Y la vida sin la luz de la verdad es una vida sin belleza y que no vale la pena vivir. La Gloria de la Vida se crea a partir del Fuego del Amor y la Luz de la Verdad, y es la primera capa de nuestro Ser que se encarna a través de nuestra forma humana.

A medida que nuestro despertar continúa desarrollándose, podemos tener un encuentro completo con la Luz, que es un encuentro con la Verdad: la Verdad de quienes somos, la Verdad del mundo en que vivimos y la Verdad de los demás.

Un encuentro con la Gloria de la Vida puede estar lleno de felicidad y alivio. A veces, cuando una persona se encuentra con la Luz, no solo se enfrentan a su Verdad interior, sino también a la cruda realidad del mundo en el que vivimos. Se enfrentan al hecho de que algo ha sido corrompido en la cultura en la que vivimos, e incluso corrompido en su propia experiencia humana. Eso podría no sentirse tan feliz, al menos no al principio.

Sin embargo, cuando nos encontramos con la Luz, su resplandor entra en nosotros y vemos con nuevos ojos. No solo vemos el mundo visible que nos rodea, sino también el patrón esencial de la vida y su belleza, a pesar de que de alguna manera se ha distorsionado en la experiencia humana y se ha convertido en algo diferente de lo que es por su propia naturaleza inherente. Comenzamos a ver cómo la copa de la experiencia humana que está diseñada para llenarse desde adentro puede gotear, de modo que no pueda contener la Gloria, la Luz y el Fuego que está disponible para llenarla.

A la luz de la verdad, quizás empecemos a ver que, si bien podríamos tener una experiencia maravillosa, al día siguiente tiende a filtrarse. Entonces, la Gloria de la Vida se convierte en algo que ocurre a veces. Y si bien podemos notar que nuestra copa está levantada y recibe algo maravilloso y alegre, también podemos darnos cuenta de que en otras ocasiones está al revés, por lo que está acumulando el caos y la distorsión de la cultura que nos rodea, y todas las vicisitudes de nuestro propio viaje de vida.

Un encuentro con la Verdad se trata de ser honesto acerca de todo eso. Se trata de la integridad de la propia copa. Se trata de la espiritualidad, no solo como algo a veces, no solo como algo moralista, no solo como un patrón de dogma o creencia, no solo como la enseñanza de otra persona o algo que lees en un libro. Es espiritualidad de verdad, y si queremos saberlo de verdad, debemos ser fieles a lo que estamos descubriendo de lo que es verdad. Y por la naturaleza misma de la Verdad, es algo. Tu estás hecho de cierta manera, y yo también. Hay algo verdadero acerca de cómo estamos hechos, y hay una fidelidad para mantener lo que es verdad. La verdad es lo que es, y no es lo que no es. Y así, para ser fieles a nosotros mismos, terminamos teniendo que rechazar lo que no es fiel a nosotros mismos.

La práctica de la religión basada en la superstición a continuado a través de los siglos, desde la antigüedad hasta la cultura actual. La superstición es la creencia en poderes externos a una persona que los impactan como víctimas indefensas. La superstición ignora el poder que el individuo tiene como creador. Es el enemigo de la propia experiencia de ser un santuario vivo. Es el enemigo de la verdad de uno mismo, porque dentro de la verdad de uno mismo está el Ser Creador que uno es, no una víctima indefensa.

Estamos creando nuestra experiencia de vida. La realidad de nosotros mismos es crear un mundo. La superstición de cualquier marca nos haría creer que somos víctimas indefensas de la realidad; que el poder real de crear nuestras vidas está en otro lugar, por algún dios enojado, por los poderosos de la nación, por las personas que nos rodean que son más grandes y más poderosos que nosotros. La superstición tiene que ver con la impotencia y la victimización. Y cuando estamos comprando esa realidad, no estamos abrazando la verdad de quienes somos. Es imposible que la copa se vuelva hacia arriba y se llene cuando crees que eres una víctima indefensa del mundo o de tu pasado.

La religión basada en la superstición terminó infectando al cristianismo. En la antigüedad, había sacrificios humanos que dominaban la faz de la tierra. Se practicó en las Américas, Europa, Asia y Medio Oriente. La historia del monoteísmo, que es la historia de nuestra cultura judeocristiana, cuenta una cultura que intenta salir de su pasado supersticioso y más allá del sacrificio humano. Es la historia de personas que superan la creencia en un poder fuera de la humanidad y llegan a creer en un poder dentro de la humanidad. Es la historia de personas valientes que buscan cambiar la cultura y la conciencia. Ciertamente, sucedió en pasos incrementales. ¿De qué otra manera sucedería? Podemos juzgar los pasos. Pero fueron pasos fuera de la superstición y en el empoderamiento del Creador, que en última instancia es una experiencia del Creador dentro de nosotros.

Jesús llevó la conciencia del Creador a un nivel superior. Hablaba de ello en términos íntimos como el Padre interior. Abba Padre. ¡Qué manera de abordar la divinidad dentro de uno mismo! Y cuando leemos sus palabras, incluso traducidas a lo largo de los siglos, es fácil sentir una gran intimidad espiritual. Transmiten tal Luz y Amor. Y, sin embargo, incluso su profunda enseñanza del empoderamiento personal por el espíritu de Cristo en el interior quedó contaminada por los que vinieron después. Estaban manchados por las imágenes del sacrificio humano. Jesús fue retratado por otros como un sacrificio humano, crucificado para apaciguar a un Dios que de otra manera condenaría a la humanidad. ¿Eso no nos recuerda los días oscuros de nuestro pasado supersticioso?

¿Y por qué hubo sacrificios humanos en ese pasado? ¿No fue porque había una creencia en los elementos enojados e iracundos que están presentes en el mundo y en el dios de ese día? Y ese dios enojado tenía que ser apaciguado por las víctimas indefensas en la cultura. Y así, los jóvenes de la cultura fueron sacrificados para apaciguar a la deidad iracunda que la tenía para la gente. ¿Algo que le resulte familiar sobre algunas de las creencias desarrolladas a través del cristianismo después de que Jesús se fue? Para expiar nuestro mal y nuestra fechoría como seres humanos, el Dios colérico tuvo que ser apaciguado.

Podemos ver, de muchas maneras, cómo nuestra cultura infecta la fidelidad de la intimidad espiritual que es natural para nosotros como seres humanos. Lo ha hecho en relación con el cristianismo. Es natural para nosotros ser un recipiente para la realidad interna de lo que somos para expresar y crear en el mundo. Pero para que eso suceda, tiene que haber la fidelidad y la integridad de la copa para el poder espiritual que estamos hechos para ser.

Donde esa fidelidad está presente, hay una descarga que se produce. Quien eres está descargando en ti todo el tiempo, si estás abierto a ello, y hay una sabiduría continua que viene, y hay Amor continuo. Nunca se acaba. Simplemente sigue llegando mientras estés abierto a ello. Pero la fidelidad puede ser interrumpida por quien se supone que es la copa. Y si miras lo que ha sucedido en nuestra cultura, y luego en las vidas humanas individuales, ves esta gran interrupción de la intimidad espiritual, que es una interrupción de nuestra fidelidad con la realidad espiritual dentro de nosotros. Lo vemos en todos los niveles, a nivel individual, a nivel de familia y comunidad, en la nación y el mundo. La intimidad espiritual está bajo el ataque constante de la cultura en la que vivimos.

Quiero describir cómo sucede eso. Considere la herida en el abuso de un niño. Hay dos cosas que terminan lastimadas en ese proceso. Existe la herida inmediata del abuso. Podría ser un daño físico inmediato o un daño emocional. Pero hay algo más insidioso que puede suceder en ese proceso. Hay una interrupción de los patrones de intimidad espiritual que son naturales para el niño y que, de lo contrario, se profundizan en el transcurso de la vida. La fidelidad de su relación con lo que hay dentro de ellos, que debe ser protegida por los padres, está bajo ataque. Se está introduciendo algo más que corrompe la intimidad y luego dificulta que esa persona a través de la vida, a menos que se dé cuenta de lo que ha sucedido y haga algo al respecto, disfrute de los procesos naturales de la intimidad espiritual. Puede interrumpir la intimidad espiritual con esa realidad poderosa del Creador que está dentro de ellos, que está destinada a entrar cada vez más en ellos para que se conozcan a sí mismos.

Eso es a nivel individual. Y hay cosas que suceden en la experiencia humana que pueden interrumpir la intimidad espiritual a cualquier edad, aunque ciertamente, el niño es más vulnerable. Pero luego piense en ello a nivel nacional. ¿Crees que, como pueblo en los Estados Unidos, hay algo de unión que nosotros conocemos como pueblo? ¿Y algún tipo de fe en el espíritu de América, en el carácter de América y en el sueño de América? Ese sueño fue tan poderoso que los franceses nos enviaron la Estatua de la Libertad. Estaban tan inspirados por lo que estábamos haciendo como personas que nos regalaron esa estatua. Este fue el resultado de una relación íntima por parte de los estadounidenses con el espíritu de su país y el sueño inspirador que nació de ese espíritu.

¿Qué sucede cuando tenemos líderes en Estados Unidos que hacen cosas ignorantes que dañan a Estados Unidos o al mundo? Existe el daño inmediato de una decisión estúpida. Pero hay un daño mayor que se ha hecho, porque cuando un líder de Estados Unidos actúa con ignorancia, hay una pérdida de intimidad espiritual con el espíritu de Estados Unidos. Comenzamos a preguntarnos sobre este país:

¿Por qué estoy viviendo aquí y no en otro lugar? Pensé que este país era una tierra de libertad, una tierra de oportunidades, una tierra de autonomía, una tierra de justicia. Pero cuando veo que un líder viola esos valores, me pregunto qué es este país ahora.

Mantener la fe en Estados Unidos puede volverse difícil. Y luego se vuelve difícil para las personas de todo el mundo que, como los franceses, nos miran y quieren creer en Estados Unidos y quieren que sea una inspiración para su propio país y su propia gente. Cuando ven que nuestro liderazgo actúa con ignorancia, destruye la intimidad espiritual. Ese daño es peor que el daño inmediato del acto estúpido en sí.

Podríamos pensar en una comunidad de cualquier tipo. La forma en que se usan las palabras puede aumentar el conocimiento de la intimidad espiritual o pueden tender a destruirla. La verdad es que para alguien que tiene plena conciencia de su propia intimidad espiritual, nada puede destruirlo, ni una palabra, ni un acto, nada. Esta es la historia de Jesús. Era un hombre de coraje y gracia que enfrentó la situación frente a él completamente, sin encogerse. Él trajo la plenitud de su Ser, no importa cuán terribles sean las circunstancias que enfrentó. Y por eso, él sabía la victoria. Era un hombre de amor, y nadie podía detener eso. Su amor demostró ser más poderoso que los romanos o el clero de la época. Nunca negó su propia intimidad espiritual.

Aquí estamos con la oportunidad de ser un santuario y permitir que la verdad de ese santuario esté presente. La verdad se relaciona con el patrón de las cosas y cómo las cosas se juntan de acuerdo con su diseño, y luego cómo se desarrollan naturalmente con el tiempo. Entonces, cuando llegamos a conocer la Luz de nuestro Ser, contiene esa Verdad. Llegamos a saber que somos este Ser distintivo que está hecho de una manera distintiva.

La Luz desde dentro brilla sobre la realidad de quiénes somos y cómo estamos hechos, si estamos dispuestos a aceptarla. Vemos la perfección de la copa que somos. Nuestro pensamiento puede conectarnos tan bellamente con la sabiduría, y cuando la copa de nuestro pensamiento se vuelve hacia la Luz de nuestro Ser, esa Luz fluye hacia nosotros y comenzamos a ver con una perspectiva y un conocimiento que no teníamos antes.

A medida que nuestro corazón se eleva hacia arriba, sin importar qué tan indefensas sean las víctimas que podríamos despertar sintiéndonos en un día determinado, estamos llenos desde adentro. Nuestra copa se llena con la realidad del Amor, y tenemos ese Amor para dar.

Cuando hay intimidad espiritual, nuestra copa se llena con la Gloria de la Vida que nos eleva y nos anima. Nuestra copa está llena de la Luz de la Verdad, que destruye nuestras nociones infelices y erróneas de nosotros mismos y de los demás. Y estamos llenos del Fuego del Amor, que demuele nuestra soledad y transmuta nuestra experiencia humana en una de conexión y generación. Llegamos a conocer el Amor que arde en el corazón de nuestra alma y en el corazón de todas las personas.

Esta es una verdad masiva para cualquier ser humano para aceptar: cuánto amamos, incluso frente al mundo tal como es. Eso es gracia.

¿Qué es lo último que entra en nuestra copa humana? Después de que la Gloria de la Vida descienda a nosotros. Después de que la Luz de la Verdad brilla plenamente en nuestra experiencia humana. Después de que el fuego del amor ha entrado completamente en nuestro corazón y alma. La realidad de quiénes somos ingresa cuando permitimos toda la emanación de quienes somos. La fuente de esa emanación ya no se mantiene fuera cuando permitimos la emanación.

Eres ese Ser que es el autor de la emanación. Eres la fuente y el origen de la Gloria, la Luz y el Fuego. Supongo que esto puede sonar como si quisiera que creyeras algo. Para mí, simplemente estoy tratando de nombrar lo que es verdad y recordarte lo que creo que ya sabes en tu corazón. Si recibes todos estos asombrosos poderes espirituales de tu Ser, toda esta emanación creativa de quien eres, lo que se instala en ti es la fuente y el origen de todo eso, que eres tú. Y puedes ser tú mismo de la manera más profunda.

De eso se trata este viaje humano. Está entrando en ti la emanación del Creador que eres, para que llegues a saber que eres el origen de esa emanación en la expresión viva. Y no estás simplemente canalizando alguna realidad que es más alta de lo que eres. Ahora ha entrado en ti y está actuando como tú en el mundo. Encarnación completa, expresión completa, surgimiento del ser completo.

Entonces, cuidado con los ataques a la intimidad espiritual. En la intimidad espiritual está toda la jugosidad de la Vida y todo el placer de la Vida; toda la verdad de quien eres; y todo el Amor y la generación de la Vida. Tu intimidad espiritual es en primer lugar contigo mismo y con lo que hay dentro de ti. La intimidad espiritual da la bienvenida a todo ese poder jugoso que te enciende y te mantiene vivo. Pero no se detiene allí, porque cuando conocemos la fidelidad con nuestra propia Realidad Interna y mantenemos nuestra integridad como una copa para esa Realidad, podemos compartir lo que sabemos con otra persona, con integridad y fidelidad. Eso también tiene la oportunidad de intimidad espiritual. Y cuidado con los ataques a la intimidad espiritual. Son penetrantes en la cultura en general. Si no lo reserva para ti, el costo es devastador. El costo es la pérdida de la intimidad espiritual, que es devastadora para el individuo, la comunidad, la nación y el mundo.

¿Cómo se ataca la intimidad espiritual? Sobre todo, una palabra a la vez; una oración a la vez. Es devastador. Un tweet. Una llamada telefónica. Una publicación en Facebook. Un correo electrónico. Una conversación. En realidad, no significan nada para una persona que conoce la fidelidad e integridad de su propia intimidad espiritual. Y al final, dice mucho más sobre la persona que está atacando que sobre cualquier otra persona. Pero para los vulnerables, para las personas que se encuentran entre conocer su creación y sentirse como una víctima indefensa, puede perturbar la intimidad espiritual. Pero solo si lo dejan. Para mí, y quizás para ti, sé quién y qué soy, y nada de lo que alguien diga o haga cambia mi intimidad espiritual.

Sé tú la copa volteada hacia arriba. Deja que la descarga entre en ti. Deja que lo que no es verdad sea destrozado por la Luz, y deja que la soledad sea devastada por el Amor. El que habita está encarnando plenamente como tú, emanando Shekinah al mundo.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *