Emissaries of Divine Light InternationalEmissaries of Divine Light International


El Pulso del Espíritu

Nuevas ideas, inspiración y visión sobre el proceso de transformación espiritual



La gran reconexión

David-Karchere_NEW2014.200x243

Acabo de regresar esta mañana de dos días en las Montañas Rocosas. Mi mente está llena de visiones de lagos congelados, todo tipo de aves, un río caudaloso y un tiempo magnífico con otros tres hombres. Fue un momento de reconexión con el mundo real. Usamos muchos adjetivos para describir lo que estábamos viendo: majestuoso, hermoso, mágico… Para mí, la palabra más relevante fue real. Montaña arriba donde estábamos, no hay muchas personas. Hay una tierra virgen inmaculada, y puedes sentir el latido de la Creación en semejante lugar y sentir tu propio latido conectado a ello. Me sentí reconectado con la realidad.

Es simplemente maravilloso porque son las montañas, y las montañas son majestuosas y bellas. También es maravilloso porque los esfuerzos comerciales humanos no han invadido demasiado en las altas cumbres de la manera que lo han hecho en otros lugares. Esto se debe en parte a los esfuerzos de conservación, pero también se debe a los gastos de la extracción de recursos de las montañas apartadas y de difícil acceso.

Todo el mundo es maravilloso y todo el mundo es real. Pero por lo general, cuanto más se involucran los seres humanos, más se alteran los patrones de la Creación. Así que en algunos lugares puede resultar más difícil sentir los ritmos de la Creación que están presentes a todo nuestro alrededor. Y además nosotros como seres humanos nos vemos envueltos en nuestro mundo humano que con demasiada frecuencia está fuera de ritmo con la Creación.

Yo pasé casi diez años de mi vida en la ciudad de Nueva York donde hay mucho asfalto, concreto y altos edificios. También hay una gran masa de la humanidad. Si conduces por el puente George Washington, a través del río Hudson, puedes sentir su energía. Al vivir en Manhattan, llegué a apreciar que debajo de toda esa civilización, el planeta todavía está ahí. Todavía puedes sintonizar con la magnificencia de los ríos y puertos y las empalizadas con vistas al río Hudson.

La mayoría de las personas no saben que en el centro de Manhattan, el Central Park es un sitio favorito de descanso para las aves migratorias que suben y bajan por la costa este. Las aves ven este gran terreno de césped en medio de los rascacielos y la desperdigada megalópolis que cubren gran parte del litoral este de los Estados Unidos. Se sintonizan con los ritmos de la Creación, no con el Promedio Industrial Dow Jones.

Una frase que vino a nosotros en nuestro tiempo en las montañas fue La gran reconexión. Como humanidad, estamos listos para una gran reconexión con el planeta en sí, con los demás y con el latido de la Creación que está dentro de nosotros. Nos enfrentamos a la necesidad de eso. Hay cosas que suceden en nuestro mundo que están llamando la atención sobre nuestra desconexión. El aumento de la población—se ha multiplicado 2.7 veces en mi vida hasta ahora. El calentamiento global, el terrorismo, la amenaza nuclear… ¿Nombro todas las cosas malas que suceden en nuestro mundo actual?

Hay una gran tendencia a apartar la mirada y a no reconocer que algo malo está sucediendo. Parece que solo nos preocupamos cuando comienza a afectarnos. Así que si subes a las Montañas Rocosas y ves laderas enteras de árboles muertos debido a los escarabajos y ves la destrucción de los incendios forestales que le sigue, podría preocuparte que tus rutas de senderismo no son tan bellas como solían ser. Pero esa es la menor de las consecuencias del calentamiento global.

Aquí vemos al planeta autocorrigiéndose. Con el calentamiento global, no se está enfriando lo suficiente como para que los escarabajos de pino de montaña sean exterminados, y por lo tanto hay pinos muertos y entonces hay incendios forestales. Todo esto es una recorrección planetaria. El planeta tiende a cuidar de las cosas. Pero en un momento determinado, vemos que la autocorrección nos va a implicar. Podríamos ser autocorregidos por el planeta. Y entonces nos preocupamos. Me encanta la pegatina de parachoques que tiene una foto de una ballena en ella que dice: “Salvar a los humanos”.

Según algunas estimaciones, mientras la población humana se duplicó entre los años 1960 y 2000, la población animal se redujo en un 30 por ciento. De 1970 a 2005, la biodiversidad de nuestro planeta cayó en picada en casi una tercera parte. Por lo general, las personas no se preocupan por el impacto que la humanidad está teniendo en el planeta. Solo nos preocupamos cuando vemos que nosotros mismos podríamos sufrir de la autocorrección del planeta.

Existe un proceso llamado los 5 ¿Por qué?. Ante un problema importante, hace que preguntes “¿Por qué?” cinco veces. Tomemos el calentamiento global. Por supuesto, el primer paso es reconocer que hay un problema. Colectivamente, nos llevó un tiempo reconocer que había un problema, y luego nos llevó un tiempo admitir que tuvimos que ver con el problema. El problema tiene que ser reconocido antes de que una persona incluso comience a preguntar por qué. Pero si puedes reconocer que hay algún tipo de problema que se debe abordar, el proceso va así: Preguntas por qué. ¿Por qué existe el calentamiento global? Bueno, porque hay chimeneas, porque existe la desertización. Pues, ¿por qué existe la desertización y por qué hay chimeneas? Entonces apoyas eso.

Si sigues preguntando por qué, puede que vuelvas a la necesidad de la gran reconexión. La causa fundamental del calentamiento global es la alienación del planeta, la alienación de los unos con los otros y la alienación de los ritmos de la Creación.

Las últimas dos noches acampamos en lo alto de un desfiladero. En la parte baja fluía el río Big Thompson, que acababa de recibir agua de Fern Creek, Spruce Creek y muchos otros lugares. Este es un período de máximo caudal debido al tiempo cálido y el derretimiento de la nieve. Fue tan fácil conectarse con el poder de la Creación y sentir ese poder en mi propio cuerpo. Pude sentir esa misma energía de vida corriendo a través de mí.

Esa conexión no es solo algo intelectual. Puedo compartir la idea, pero si lo dejamos la gran reconexión ocurre a nivel del corazón. Ocurre cuando renunciamos toda la sospecha que existe sobre esa conexión para que se pueda concretar la realidad de la conexión. Podemos dejar de tener miedo de este planeta y tener miedo los unos de los otros y tener miedo de los mismos ritmos de la Creación que surgen a través de nosotros. Solo entonces puede haber una reconexión a través del corazón.

No creo que haya alguna duda de que algo bastante estupendo está ocurriendo en nuestro mundo actual—estupendo y terrible, todo al mismo tiempo. En un nivel, parece que hay una carrera acelerada hacia nuestra destrucción final. Y además hay algo que se abre de repente en la experiencia humana. Hay un despertar que está sucediendo. No está sucediendo de forma homogénea a todos al mismo tiempo. No todos se están despertando al mismo tiempo. Hay muchas personas que están absortas en sus sueños, inconscientes de lo que está sucediendo en el planeta, y que se sienten muy desconectadas y no despiertas a la posibilidad de la gran reconexión.

Pero entonces hay algunas personas que están despertando a esa posibilidad. ¿Quizás tú eres una de esas personas? Si es así, no podría decirte por qué es así. No puedo decirte por qué soy yo y no puedo decirte por qué eres tú quien se está despertando. Pero si eres tú, esa es la realidad, eso es la que está sucediendo. Puedes llamarlo efecto maratoniano—no todo el mundo empieza o termina el maratón al mismo tiempo. Puedes llamarlo efecto del centésimo mono, o el momento clave del cambio.

Así es como cambiamos como seres humanos. No sucede todo de un golpe. El cambio empieza en algún lugar, y si estás despierto, empieza contigo. Podría decir que lo siento por eso. O simplemente podríamos celebrarlo y reconocer que el despertar es una cosa maravillosa. Tenemos la oportunidad de ser esa persona que está trayendo lo nuevo.

En el discurso de Ken Wilber en el Foro de Sinergia del Global Purpose Movement el 21 de mayo, él expresó la opinión de que el 5% de la población mundial ahora está despierta y se necesitará un 10% para crear un cambio masivo global. ¡Solo falta un cinco por ciento!

La verdad es que no siempre es fácil ser una persona despierta. ¿Ahora tu vida es más fácil simplemente porque comenzaste a despertar? ¡Esa no es mi experiencia! Mi vida ha sido maravillosa e increíblemente creativa, y no la cambiaría por nada en el mundo, pero en el entendimiento normal de lo que es fácil, no, no ha sido así. ¿Qué hay de ti?

El año pasado, cuando la Dra. Clarissa Pinkola Estés estuvo en Sunrise Ranch, tuve la oportunidad de conversar con ella durante el almuerzo. Una de las cosas que dijo me conmovió profundamente: “Estás llevando un gran tren”. Cinco palabras: “Estás llevando un gran tren”. Al instante supe lo que estaba diciendo. En esas cinco palabras, expresó su comprensión y compasión de una manera que solo ella puede hacer. Podía sentir que todo mi corazón se relajaba y mi respiración se hacía más profunda. Se sentía tan bien ser entendido. Y ayudó muchísimo que veía mi vida en ese contexto.

No me lo tomé de una manera pesimista. Se sentía liberador reconocer que sí, estoy llevando un gran tren. Sí, estoy a la vanguardia, estoy trayendo algo nuevo. Estoy trayendo un desafío para el mundo. Estoy trayendo un estado iluminado de la conciencia al mundo. Yo soy un explorador, soy un pionero, soy un descubridor. Estoy llevando un gran tren, y pude sentir ese tren detrás de mí. Y si estás llevando un gran tren, lo puedes sentir. Si eres un pionero, sientes ese tren.

Así que te voy a pasar las palabras de la Dra. Estés. Estás llevando un gran tren. Gracias.

El Odessa Lake en las Montañas Rocosas era majestuoso y hermoso. Me encantó el viaje de ida y vuelta, caminando fatigosamente por la nieve. No te dije sobre el dolor de espalda, ni los dolores en los brazos y las piernas. Eso no es importante para mí. Pero están ahí, aunque no son los que se destacan en mi mente. Si eres un pionero espiritual, es así. Estás tirando de un gran tren, y es trabajo. Pero eso no es lo que importa. Si eres una persona despierta, estás despertando al mundo.

¡Celébralo! Y celebra a las personas a tu alrededor que lo están haciendo contigo. ¡Todas esas personas impecables, maravillosas y perfectas que están despertando contigo! ¡Y son casi tan perfectas como tú! Por supuesto, eso no es lo que realmente es.

Piensa en esto: Vivimos en una cultura que en gran medida es comprada y pagada. Estamos siendo gobernados por un gobierno que en gran parte es comprado y pagado. Tenemos unos medios de comunicación que en gran medida son comprados y pagados y que definen nuestra cultura. Cada uno de nosotros puede encontrar nuestro lugar agradable y cómodo para encajar en esa cultura. Es cómodo—y mortal, especialmente para una persona despierta.

La creación de una verdadera cultura que está en el ritmo de la Creación—una cultura que está conectada con el planeta y está conectada con el genio del creador que somos—ahora bien, eso es ser pionero. Y al ser pioneros, conocemos a muchas personas extrañas. Todas estas personas no son personas perfectas, y no son personas que simplemente encajan en la cultura existente. Son personas que están despertando y creando una nueva cultura, y lo están haciendo sobre la marcha.

¡Ten un poco de compasión! ¡Y ten un poco de compasión de ti mismo! Podrías haber elegido algo diferente. Simplemente podrías haber seguido un camino que todos los demás están siguiendo, pero no lo hiciste. Ten un poco de compasión de ti mismo, y ten compasión de tus amigos.

Nos estamos uniendo para crear un nuevo mundo y una nueva cultura. No estamos satisfechos con la cultura comprada y pagada. En esta nueva cultura, tienes que tener un poco de compasión y estar dispuesto a despertar, crecer y limpiarte. Tienes que estar dispuesto a hacer eso por ti mismo, y luego mantener el espacio para que tus amigos también lo hagan.

Estás tirando de un gran tren. No lo hagas más difícil para ti mismo, y no lo hagas más difícil para tus vecinos. Velos con compasión. Anímalos si están en apuros. Solo porque nos despertamos no nos hace perfectos. Descubrí eso hace mucho tiempo. He conocido a muchas personas imperfectas en mi camino.

Como dice un amigo mío, si esto fuera fácil, todo el mundo lo estaría haciendo. En el sentido más amplio, es fácil, porque el camino más fácil es despertar y crecer y limpiarse. Es la cosa más fácil de hacer, aunque tus piernas se podrían cansar en algún momento.

Celebro que nosotros, junto con las personas que se están despertando en todo el mundo, estamos conectados. Juntos, no estamos despertando simplemente para crear una pequeña nueva cultura al lado de todo lo demás. Somos parte de una cultura universal que se está extendiendo a toda la humanidad y somos parte de esta gran autocorrección planetaria. Algunas partes de eso, como la infestación producida por los escarabajos de pino, y peor, parecen desafortunadas. Pero cuando vemos la autocorrección, tenemos que estar dispuestos a aceptarla porque eso es lo que está haciendo el planeta. ¿Podemos estar con eso de una manera iluminada?

Dejemos que nos suceda la gran reconexión; la reconexión con el planeta, con los demás y con un nuevo futuro para este mundo.


David Karchere

July 29th, 2016
Copyright © 2017 by International Emissaries

Posted in David Karchere | Print this page

Leave a Reply


back to top