Emissaries of Divine Light InternationalEmissaries of Divine Light International


El Pulso del Espíritu

Nuevas ideas, inspiración y visión sobre el proceso de transformación espiritual



El amor mas elevado genera luz

David-Karchere

Fue un deleite ver la boda real: el matrimonio del príncipe Harry y Meghan Markle. No pude evitar pensar en la princesa Diana, la madre de Harry. Ella fue el comienzo de una belleza que apareció en la ceremonia de la boda. Pienso en los ingleses como muy cultos, disciplinados y con el labio superior rígido. A esa cultura y a esa familia real vino esta mujer encantadora hace treinta y siete años.

Ella estaba fuera del molde. Algo se abrió para que el amor pudiera estar en la cultura inglesa de una manera diferente a través de ella. Diana encarnaba una suavidad y un cuidado, una falta de pretensión y un amor genuino por su gente. Ella conquistó una respuesta de personas en Inglaterra y de personas de todo el mundo que dijeron: Sí, la quiero como mi princesa; La quiero como mi reina. Y lamentablemente, eso no pudo ser; tristemente, ella perdió su vida muy temprano. Y, sin embargo, su espíritu sigue vivo, y se mostró a través de Harry y Meghan y a través de la grieta abierta en la cultura de la realeza.

Para mí es significativo que hubiera 1.900 millones de personas de todo el mundo viendo este evento. El servicio, en sí mismo, fue una desviación de cualquiera anterior. Era multirracial, interreligioso, con un coro cantando una canción popular. También hubo una fisura de la cultura en el sentido de que Harry se casó con una divorciada de raza mixta de Estados Unidos. Y luego Harry y Meghan abrieron sus corazones de una manera que es rara en medio de la pompa real y las circunstancias.

El mundo fue testigo de esa apertura. Y cuando ves algo que ha sido rígido abrirse, sientes que el amor se apresura a entrar y es inspirador. Establece un ejemplo para todas las personas del mundo. Creo que hay muchas personas que esperan que algo sobre lo que hace que Inglaterra sea inglesa nunca desaparezca: toda la reverenciada historia y el sentido de la nobleza. Y, sin embargo, ver el amor entrando y cambiando corazones y mentes en medio de esa venerable cultura … Es muy inspirador y abre la posibilidad para cualquiera.

El Reverendísimo Michael Curry, el primer afroamericano que presidió la Iglesia Episcopal, pronunció el sermón en la boda sobre “el poder redentor del amor”. Dijo esto:

Hay poder en el amor. Hay poder en el amor para ayudar y sanar cuando nada más puede hacerlo. Hay poder en el amor para levantar y liberar cuando nada más lo hará. Hay un gran poder en el amor para mostrarnos como vivir … Pero el amor no se trata solo de una pareja joven. El poder del amor se demuestra a través del hecho de que todos estamos aquí. Dos jóvenes se enamoraron y todos aparecimos. No es solo por y para una pareja joven con quien nos regocijamos. Es más que eso …

 Alguien dijo una vez que Jesús comenzó el movimiento más revolucionario en la historia de la humanidad: un movimiento basado en el amor incondicional de Dios por el mundo y un movimiento que ordena a las personas a vivir y amar.

 ¡Y al hacerlo, cambiar no solo sus vidas sino la vida misma del mundo! Estoy hablando del poder, el poder real, el poder para cambiar el mundo.

Sus palabras me hicieron pensar en las primeras líneas de algunos de los escritos más antiguos de la literatura, la historia de la Creación en el Génesis. Habla del Amor Universal como el Espíritu de Dios.

En el principio Dios creó el cielo y la tierra.

 Y la tierra no tenia forma y estaba vacía; y la oscuridad estaba sobre la faz del abismo. Y el Espíritu de Dios se movió sobre la faz de las aguas.

Muy significativo para el planeta Tierra, el poder Creador viene del sol. Y sin embargo, el poder Creador esta dentro de cada átomo, dentro de cada célula, dentro de todas las cosas vivientes, y dentro de todas las personas, ciertamente. El poder del amor esta dentro de nosotros y se mueva en la superficie de nuestras aguas. Nosotros somos 60 porciento de agua, así pues, es físicamente una realidad verdadera.  Pero el espíritu de Dios—el poder del Amor Universal—También se mueve en las aguas del Corazón humano. Se mueve y conmueve nuestro corazón en maneras preciosas.

Estas palabras épicas siguen:

Y Dios dijo, hágase la luz: y se hizo la luz.

El amor se mueve en la superficie de las aguas del corazón y lo ilumina. Comenzamos a ver el mundo de manera diferente. Comenzamos a ver el patrón de Creación desenvolviéndose alrededor nuestro. Vemos como se desenvuelve en las personas y en nosotros mismos.

Tenemos la luz para ver cuando el amor se mueve. Eso paso ayer en la boda. El mundo se veía diferente. Fue un día raro, soleado de primavera; florecido; un día hermoso de la primavera en Inglaterra. Pero había otra clase de delicia presente—el mundo se veía diferente. Y en el medio del todo el terror del mundo en que vivimos, estuvo esa hermosura presente, y desenvolviéndose en la Creación en derredor. Tuvimos la luz para verlo.

¿Cómo se genera esa luz? Es generado por el poder del amor que se mueve en el corazón. Y, sin embargo, la luz es importante. No queremos amar de maneras oscuras. Queremos ser amados de maneras iluminadas. Y cuando el amor más elevado toca el corazón, hay iluminación.

Estaba pensando acerca de cómo avanzamos, entrando en nuestro mundo. Podemos dirigir con fuerza, y ciertamente necesitamos fuerza para estar en el mundo tal como es y para crear. Pero a veces, cuando lideramos con fuerza, lideramos con algún tipo de dominación, y las cosas pueden volverse conflictivas. Podemos guiar con amor, y ciertamente el amor debe estar en la imagen. El amor es un poder de conexión. Es combustible. Y si el amor no está presente en el mundo, se vuelve imposible. Pero he estado reflexionando sobre la virtud de dirigir con luz. Cuando lideramos con luz, estamos viendo el mismo código fuente de la Creación a nuestro alrededor. Vemos el ADN de la Creación, el patrón inherente de un ser humano y el patrón de cultura emergente.

El amor es un poder. Si intentamos simplemente empoderar nuestro mundo, pero sin la inteligencia de ver el patrón de la Creación, podemos estar trabajando mucho y generando mucho calor del fuego del amor, pero no creando realmente. Entonces necesitamos la generación de luz y necesitamos guiar con la luz, con la inteligencia que puede ver el patrón de Creación que se despliega, que puede facilitar su desenvolvimiento, que puede permitir que se una.

La luz en la atmósfera que compartimos con los demás crea un espacio en el que podemos ver. Podemos vernos. Esa luz crea un espacio sagrado lleno de luz y lleno de amor. En ese espacio, te reconozco. Te veo por quien eres, y puedo ser visto. ¿Estás dispuesto a ser visto y a ver?

He estado pensando en este año en Sunrise Ranch, donde vivo. Hay tanto sucediendo, y tanto potencial. Es un gran año. Ciertamente necesitamos el poder del amor para completar este año. Pero también necesitamos luz; necesitamos inteligencia y sabiduría. Porque todo ese poder que funciona de maneras que no están de acuerdo con el código de la Creación original crea un rechinamiento de las ruedas de la Creación y un rechinamiento de cómo estamos juntos. Porque no importa cuánto amemos, si no hay luz no estamos viendo cómo encajamos, o cómo podemos trabajar juntos. No importa cuán bien intencionados estemos, no funciona bien si no podemos ver. Necesitamos algo de luz aquí. Necesitamos sabiduría e inteligencia.

Las penalidades por ignorancia son altas. Piensa en toda la pasión y todo el amor que fluye a través de los fanáticos religiosos del mundo. No dudo de su amor y no dudo de su pasión. Dudo su sabiduría. Dudo de su inteligencia cuando se trata de ver el patrón de la Creación en todas las personas. Cuando “mi camino” se convierte en “el camino”, entonces el poder del amor se convierte en una fuerza de destrucción. El amor es un poder asombroso. Deja que traiga luz.

El cantante y compositor Don Eaton escribió estas letras para su canción “Esperanza para la humanidad”:

Veo tanta gente perdida en la desesperación.
No tienen esperanza, y no pueden encontrar su camino.
Pero sigo creyendo que hay un fuego en algunos corazones,
Y que algunas almas valientes se atreverán a decir:

 Yo soy la esperanza de la humanidad
Soy un portador de la Luz,
Mi amor ayudara a sanar la locura del mundo.
Soy una vela en la noche.

El maestro Jesús dijo: “Ustedes son la luz del mundo”. Y debido a que tu eres la luz del mundo, eres la esperanza del mundo. También dijo algo acerca del amor y algo acerca de la verdad, y cómo el amor y la verdad juntos traen vida, la experiencia de la vitalidad y la regeneración. Lo dijo de una manera que ha sido groseramente malentendida. Yo soy el camino, la verdad, y la vida. El camino es amor; la verdad es la luz, el patrón de la Creación; el amor y la luz juntos traen vida.

Los cristianos han entendido las palabras de Jesús sobre la base de la jerarquía humana, con la exclusividad concedida a los especiales que lideran. Como si Jesús reclamara los derechos exclusivos de ser el camino, la verdad y la vida. Como si dijera: “Es mi camino”. Tengo derechos exclusivos sobre el camino. “¿Podemos imaginar a esta profesora de amor diciendo eso? “Yo soy el camino, tú no eres el camino. Yo soy el único camino Yo soy la verdad, tú no tienes la verdad. Nadie más tiene la verdad. Yo soy la verdad. Yo soy la vida, tú no eres la vida. Yo soy la vida “. ¿Es ese el carácter de este hombre extraordinario?

Yo soy el camino. Yo soy la esperanza del mundo. Tú eres la esperanza del mundo. Tú eres el camino. Somos el camino. Tu eres la verdad. Yo soy la verdad. Somos la verdad. Tú eres la vida. Yo soy la vida Somos la vida.

Los pronombres son algo gracioso. Puedes escuchar a alguien hacer una declaración que es una afirmación de su propio Ser: Yo soy el camino. Puede ser una respuesta creativa decir: “Sí, tu eres el camino”. Pero otra respuesta creativa es decir, yo soy el camino.

Es difícil decir eso sin humildad. La letra de la canción de Don dice esto:

Ahora, algunos pueden llamarlo arrogancia o decir que es vanidad
Pensar que somos parte de los sueños que pueden hacerse realidad.

Y, sin embargo, aceptar verdaderamente que soy el camino trae humildad a el corazón de uno. Aceptar realmente que soy la luz evoca humildad, a menos que seas una persona verdaderamente ignorante.

Guiemos con luz todas las áreas en las que funcionamos, desde la más práctica a la más espiritual, desde la más baja a la más alta. La verdad importa. El diseño natural de cómo estamos constelados tiene una verdad. Eso importa. Cómo funcionan las cosas. En cada área del esfuerzo creativo, desde la música hasta la arquitectura, desde la agricultura hasta el arte, cómo encajan las cosas, cómo funcionan y cómo se desarrollan en el proceso creativo tiene un orden natural. Y somos parte de ese orden natural, destinado a ser administradores de él para nosotros, para otras personas y para el mundo que nos rodea.

Agradezco si una persona tiene buenas intenciones, pero necesitamos más que las buenas intenciones del amor. Necesitamos la luz del amor, la precisión de cómo estamos hechos, la naturalidad de cómo encajamos en el círculo de la vida y la naturalidad de nuestro papel como seres humanos, viendo ese círculo de la vida a su alrededor como administradores de su desarrollo. ¡Cómo hemos roto ese llamado sagrado para ser administradores del ciclo de la vida! Y, sin embargo, hoy hay algo diferente que está sucediendo en el cuerpo de la humanidad. Nos estamos abriendo y dejando entrar el amor, y hay una luz que brilla donde vemos algo diferente y nos movemos hacia algo diferente. Estamos deseando algo diferente.

Es tan bueno estar haciendo esto junto con otros, respetando el hecho de que cada uno de nosotros tiene nuestra luz para traer, y que cuando lo traemos, la Creación se facilita, y el poder del amor se mueve creativamente y trae regeneración al mundo. Nuestra comunión genera luz. El mismo código fuente de Creación comienza a verse entre nosotros. Y descubrimos que cada uno de nosotros tiene su parte única para jugar y traer ese código fuente al mundo. Se revela el ADN de una cultura nueva, el ADN de una mente nueva y un corazón nuevo para la humanidad.

El amor más elevado, el poder de la Creación, se mueve sobre las aguas del corazón. Y hay luz.


David Karchere

September 21st, 2018
Copyright © 2018 by International Emissaries

Posted in David Karchere | Print this page

Leave a Reply


back to top