Emissaries of Divine Light InternationalEmissaries of Divine Light International


El Pulso del Espíritu

Nuevas ideas, inspiración y visión sobre el proceso de transformación espiritual



Conocer y dejarse conocer

David-Karchere_NEW2014.200x243

Hay una pregunta clave relativa a nuestra comprensión de nosotros mismos y del mundo en el que vivimos: ¿Quieres conocer? Cuando conoces a otra persona, ¿Quieres conocerla? ¿Quieres conocerme? ¿Quieres saber qué está sucediendo dentro de ti? ¿Quieres verme?

Muy a menudo las personas dicen que quieren conocer, pero realmente no lo hacen. Se encuentran con otra persona y los juzgan. Miran solo la superficie y crean una evaluación basada en eso. Se contentan con vivir, en su mayor parte, en un mundo opaco en el que ven la superficie de las cosas, pero en realidad no conocen lo que hay allí.

Cuando miramos, podemos elegir si queremos ver y conocer. Todos tenemos esa habilidad. De hecho, hay mucho que ya conocemos. A menudo conocemos, pero no estamos conscientes de que conocemos. Alguna parte de nosotros conoce, pero conscientemente hablando no queremos conocer, porque aparentemente es más fácil vivir de otra manera. Parece ser más fácil vivir de una manera que pretende no conocer, y luego juzga.

En el curso de cuatro días que acabamos de terminar en el Gate House Spiritual Center en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, tuvimos dos días para considerar el papel que la bendición y la comprensión desempeñan en nuestra vida.

Estas palabras de la canción Nature Boy capturan la experiencia de la bendición:

Lo mejor que aprenderás
Es solo amar y ser amado a cambio.

Amar y ser amado a cambio … Esto es bendecir, una experiencia tan primordial para cualquier ser humano. Se trata de permitir que el amor fluya al corazón.

Tenemos la capacidad, como seres humanos, de hacer la vida sofisticada, compleja y difícil. Y sin embargo, las cosas más importantes en realidad son muy simples, o al menos se reducen a algo muy simple: es solo amar, permitir el flujo de eso, encontrar cómo liberar ese flujo en todas las cosas. Bendecir es liberar el flujo del amor a través de ti en tu expresión, y en volver a recibirlo nuevamente.

Por supuesto, eso tiene mucho que ver con el corazón humano y lo que está sucediendo dentro de él. Tiene que ver con la calidad del Amor Universal, el poder del Universo, el poder que hay en todas las cosas, y que está en todas las personas. Bendecir es pues el flujo de ese amor. Pero el flujo de amor no se vuelve muy interesante para nosotros como seres humanos si el corazón no está involucrado, si no está aterrizando en tu propio corazón y a través de tu corazón a los demás, y si no está regresando a tu propio corazón. Y todo eso requiere una apertura de corazón, una voluntad de exponer el corazón a ese flujo y luego dejarlo que se mueva. Esto es algo primordial en nuestra experiencia humana: amar y ser amado a cambio.

La experiencia de la comprensión se refleja en estas palabras:

Conocer y dejarse conocer. 

¿Cuál es la base del entendimiento? La comprensión comienza con el corazón—con el corazón de uno mismo y con el corazón de los demás. ¿Quieres conocer? Hay tanto que se registra en el campo del corazón. Si ves y conoces lo que hay en él, estás viendo un mundo entero.

¿Qué está registrando tu corazón? Quizás estás sintiendo tu última comida y tu estado de ánimo se ve afectado. Todo lo que está ocurriendo en tu cuerpo se está registrando en el reino de tus sentimientos, igual que con cualquier otra persona. Entonces, si estás dispuesto a ver el corazón de otro, en realidad estás viendo algo que está conectado a su cuerpo físico. Puedes tener una comprensión intuitiva de lo que está sucediendo físicamente para ti y para los demás si estás dispuesto a mirar el corazón y ver y saber. ¿Quién quiere conocer?

Existe una cultura en la que vivimos y una cultura mundial en la cual vivimos. La cultura se refleja en el cuerpo emocional. Inescablemente, cada uno de nosotros lleva esa cultura en nuestro corazón. Estamos conectados a ese nivel con la cultura en la que vivimos. Cuando conocemos a otra persona, nos encontramos con esa cultura. Tenemos la oportunidad de conocer esa cultura. ¿Queremos conocer? ¿Estás realmente interesado?

Hay dos elementos principales que crean la comprensión del corazón. Existe una dinámica femenina de simplemente sostener el corazón de otro sin juicio, en una conciencia de amor incondicional.

También hay una dinámica prominente masculina caracterizada por el interés, la curiosidad y la exploración. ¿Estás realmente interesado? Eso es diferente de miradas indiscretas o algún tipo de examen crítico o interrogación de otro. Así nos va veces a nosotros como seres humanos. ¡Dimedeseo conocer! Pero con un interés y curiosidad amorosa, exploramos lo que está presente en el otro sin demanda.

El corazón se abre cuando no se lo interroga y no se lo juzga. ¿Quieres conocer o quieres juzgar? Si quieres juzgar, el corazón se apaga. Entonces, si no quieres conocer a las personas que te rodean, simplemente júzgalos, porque se cerrarán para ti y no tendrás que conocerlos, y no tendrás que lidiar con lo que haya en los rincones de sus corazones. No tendrás que ver lo que está presente en las profundidades del alma humana si solo puedes juzgar y criticar a las personas en función de lo que ves en la superficie.

Entonces, ¿quieres conocer? ¿Eres curioso? ¿Estás creando un espacio seguro donde el corazón de otra persona pueda mostrarse sin peligro, sin riesgo de que lo critiques, sin que lo juzgues? ¿Sin que veas a esa persona en términos de cómo te afectan a ti y a tu vida? Tienes que estar en un espacio seguro de no juicios personales y de amor propio profundo para crear un espacio seguro para otro.

Tuvimos una buena consideración en nuestro curso sobre nuestra tendencia como seres humanos a personalizar todo lo que vemos. Personalizamos cuando nuestra percepción se basa en cómo alguien más nos va a afectar. O cuando relacionamos lo que está justo en frente de nosotros con alguna experiencia que tuvimos hace un año, y asumimos de que es lo mismo. Oh, este es ese tipo de persona.

Si personalizamos, vivimos en nuestra propia pequeña burbuja, sin sentir curiosidad por lo que realmente hay allí. Y luego nos preguntamos por qué la vida es siempre igual. No parece cambiar porque no estamos viendo lo que está en ella, solo nuestra historia repetitiva sobre la vida.

¿Has oído hablar de la persona que se muda a una nueva ciudad? Le preguntan al vecino de al lado, “Dime, ¿cómo es la gente aquí?”

El vecino pregunta: “Dime, ¿cómo era la gente donde vivías antes?”

“¡Bueno, es por eso que me fui! Todos estaban chismorreando y murmurando, nadie se llevaba bien, y todos estaban en sus propios grupillos “.

El vecino responde: “Bueno, sabes, creo que vas a encontrar que la gente de aquí también es así”.

La gente se queja de que la vida sigue siendo la misma, a menudo porque viven en una burbuja personalizada y no se encuentran con lo que realmente está sucediendo. No quieren ver y no quieren conocer. Simplemente están creando su historia sobre las otras personas y sobre ellos mismos.

Ver realmente a otra persona tiene resultados notables porque hay algo extraño y maravilloso que le sucede al corazón humano cuando es visto y conocido. Cuando alguien te ve por quien eres, tal vez ve partes de ti que ni siquiera tu sabías de ti mismo. Están viendo la estatura, el carácter y el amor que está en ti. Están presenciando tu belleza y ternura, y la buena intención que está presente en tu corazón, que quizás no ha sido plenamente realizado todavía. Si viene alguien que está viendo eso de ti, hay una magia que transpira.

Tenemos la oportunidad como individuos de crear y cultivar un campo de conocimiento que es un campo de luz. Si estamos generando ese campo, donde sea que vayamos, la gente que nos rodea tenderá a sentir que son vistos y conocidos.

¿No crees que la cultura en la que vives se beneficiaría de un campo de conocimiento que ve más allá del conflicto, las limitaciones y las historias? ¿Y, que se beneficiaría viendo dentro del corazón de las personas, trayendo una experiencia humana mas profunda? En ese nivel estamos conectados. En ese nivel, estamos en paz. En ese nivel, existe la presencia del amor más elevado, quizás latente, pero no obstante allí.

Aquí hay palabras de una hermosa canción que hizo famosa Bette Midler, From a Distance (Desde la distancia), con letra de Julia Gold:

Desde la distancia hay armonía
Y se hace eco a través de la tierra
Y es la esperanza de las esperanzas
Es el amor de los amores
Es el corazón de cada hombre. 

A veces tenemos una proximidad con lo que está sucediendo que nos involucra a todos, sin dejarnos espacios para ver. Dicen que la familiaridad genera desdén. Puede suceder en familias. Y con la comunidad y con todo tipo de relación. No tiene por qué, pero puede. Oh, conozco a este tipo de persona. Las personas de esta formación son así. La familiaridad puede engendrar desdén.

Hay una proximidad correcta entre todos nosotros, y estamos más cerca de algunas personas que de otras en un sentido externo. Pasamos más tiempo con algunas personas que otras y, obviamente, no podemos estar con todo el mundo en el espacio físico todo el tiempo, por lo que con razón existe un patrón de cómo estamos juntos con otras personas.

Pero, ¿cuál es el motivo de ese patrón? ¿Cuál es la motivación? ¿Se basa en una visión real y una percepción del campo del corazón en el que estamos participando? ¿O está basado en la historia humana común? Oh, no me gustan estas personas. Estas son ese tipo de personas. No voy a estar cerca de ellos. Me gusta esta persona; me hace sentir cómodo.

Hay patrones naturales de asociación. Pero eso no cambia el hecho de que todos estamos conectados a un nivel más profundo, ya sea que estemos juntos en cierta ocasión o no. Existe un patrón más profundo de conexión y de conocimiento en el que podemos vivir. Y cuando saludamos a otra persona, podemos saludarlos con el conocimiento de esa conexión más profunda. ¿Quieres conocerlos? ¿O el diseño en el que vives se define por la forma en que tomas las cosas personalmente, seleccionando una, dos o tres personas que estás dispuesto a conocer un poquito mas?

Existe una gran necesidad en nuestro mundo de comprender realmente lo que está presente en el corazón humano. Con comprensión, vemos todas las heridas y todas las cicatrices, y todo el dolor. Pero eso es solo una parte de lo que vemos. También hay algo más profundo que ver, y nuestro mundo tiene una gran necesidad de conocer esa profundidad.

Cuando vivimos con el corazón abierto, con la voluntad de conocer y ser conocidos, nos juntamos de una forma diferente. Y compartimos nuestro campo de conocimiento con el mundo. Y nos volvemos curiosos sobre el mundo. Queremos descubrirlo; queremos ver su patrón de despliegue.

Esta es una función central de la humanidad: traer conciencia a este planeta. Esto tiene que ser global. Pero tenemos que querer conocer; no necesariamente porque estamos investigando, o porque hay algún tipo de interrogación en curso, o porque estamos haciendo una evaluación. Estoy hablando de un tipo de conocimiento que es diferente de eso.

La realidad es que hay todo tipo de resistencia humana a esta experiencia y una tremenda tendencia a juzgar en lugar de conocer. Si juzgas, no puedes conocer. Tu no ves. Lo que sabes es tu propio juicio. En realidad, no sabes lo que está sucediendo. Cuando enfrentamos eso, nos damos cuenta de que hay corazones escondidos a nuestro alrededor. Las puertas del corazón se cierran ante el juicio.

Se curioso acerca de tu propio corazón y de lo que está sucediendo allí, y luego interésate en los demás. Nuestro verdadero conocimiento de los demás es un regalo. Ser verdaderamente conocido es algo maravilloso, ¿no es así? Cuando alguien te conoce por lo que eres, no se detiene con la fachada exterior de la personalidad o la fachada de tu cultura. Quieren conocerte. Todos tenemos el don de conocer para dar.

Si pudiera, realmente me encantaría obtener un compromiso de usted para detener el juicio y llegar a la victoria con otras personas, para que podamos seguir con la visión que tenemos que aportar al mundo. ¿Cuándo viajas, no te dan ganas a veces de preguntar eso? Preguntar, ¿podrías por favor detener tu juicio? Funcionaria de manera diferente. Ten el valor de permitirte ser conocido. Conoce a los demás, porque estás dispuesto a verlos realmente.


David Karchere

August 24th, 2018
Copyright © 2018 by International Emissaries

Posted in David Karchere | Print this page

Leave a Reply


back to top