Emissaries of Divine Light InternationalEmissaries of Divine Light International


El Pulso del Espíritu

Nuevas ideas, inspiración y visión sobre el proceso de transformación espiritual



Caminando entre mundos

David-Karchere_NEW2014.200x243

Este pasado domingo, ascendí Glastonbury Tor en medio de prácticamente una tormenta de viento. Estaba encabezando una gira a través del sur de Inglaterra con 16 personas: “Descubriendo la magia en la leyenda del rey Arturo”.  Mirando a través de la bruma de las planicies, algunos de nosotros elevamos la espada Excalibur, penetrando el viento que soplaba. Fue un momento de gran poder.

Visitamos el jardín del Chalice Well, Stonehenge, la Catedral Wells, el castillo Cadbury y Tintagel. De forma única, cada uno es un altar a lo sagrado.

Nuestro viaje me llevó a considerar la importancia y significado de los lugares sagrados — lugares que evocan las más profundas experiencias humanas. Observé que hay quienes caminan por esos lugares con sus cámaras y folletos de viaje en sus manos, tomando fotos de ellos mismos frente a los monumentos que tienen miles de años, otros viajan a través del panorama externo, leyéndolo como si fuera el mapa de una experiencia interna. Para algunos, un lugar que se considera sagrado es una oportunidad para entrar en profunda meditación y llevar a cabo un ritual de transformación.

¿Cuáles son los elementos que llevan a una experiencia profunda de lo sagrado en un determinado lugar? He aquí cuatro elementos que a menudo contribuyen a esa experiencia:

Presencia física. Glastonbury Tor es una colina alta y escarpada que se eleva sobre las planicies de Somerset. Debajo, hay pastizales que muchos siglos atrás estuvieron cubiertos de agua. El Tor es una característica impresionante en ese panorama, que puede verse a millas de distancia. Es un lugar hermoso pero, más que eso, cuenta con una presencia energética que puede sentirse fácilmente. Se dice que está ubicado en una línea de energía que atraviesa esa parte del país.

En el jardín del Chalice Well, agua procedente de dos fuentes separadas fluye a través de las flores, arbustos y árboles. Una vertiente contiene mucho hierro. Las aguas de estas dos fuentes se unen en el jardín. Los visitantes buscan estas aguas por la energía de sanación que contienen.

Una estructura física creada por humanos con una intención específica. Igual que muchas otras estructuras similares, la catedral Wells fue creada para inducir un estado de reverencia y elevación espiritual. Sus altas bóvedas con enormes arcos y el tamaño macizo del edificio ayudan a crear ese efecto entre los visitantes.

Stonehenge se eleva por encima de las planicies de Salisbury como algo único en todo ese entorno. Antiguos peregrinos provenientes de lugares tan distantes como Europa central llegaban hasta las gigantes piedras en busca de sanación y un sentido de orientación en el ciclo solar, ya que la estructura marca la llegada del solsticio de invierno.

Historia. El castillo Cadbury no semeja en nada la imagen común y corriente de una estructura de piedra rodeada de una fosa, murallas y torreones. Hoy, es una colina alta con terraplenes que fueron construidos para mantener a raya a los invasores. Sin embargo, se dice que fue el hogar del verdadero Camelot, la resplandeciente ciudad del rey Arturo ubicada en la cima de una colina. Dice la leyenda, que fue aquí donde se ubicó la Mesa Redonda, donde Lancelot, Galahad y Merlín se reunían con el rey.

Glastonbury se conoce como el lugar de la antigua tierra encantada de Avalon, hogar de la Dama del Lago, y donde Arturo recibió su espada Excalibur.

A menudo las historias alrededor de un lugar sagrado son historias de origen, tal como la historia del origen de Camelot o la concepción del rey Arturo en Tintagel.

Ritual. La gente llega hasta Glastonbury para subir la torre de piedra llamada Tor. A veces es un ascenso en espiral, pero con mayor frecuencia es un ascenso directo a la capilla de San Miguel en la cima. Para algunos es un ascenso por una colina igual que cualquier otra. Para otros el ascenso es un rito y una meditación — una oportunidad de entrar en la magia del lugar.

Sin duda, en la Catedral en Reeds la gente que se congrega comparte en el rito religioso de la Iglesia Anglicana. En Stonehenge, los druidas celebraban el solsticio.

Los exhorto a valerse de estos cuatro elementos de lugares sagrados para entrar en el ambiente sagrado interno de manera más profunda.

En el relato de Excalibur, es Merlín quien lleva a Arturo hasta Avalon y donde la Dama del Lago quien le entrega la espada. Mi relato favorito lo describe de la siguiente manera, comenzando con las palabras de Merlín:

En una parte de este bosque (que de hecho, es un lugar extraño) existe una cierta tierra de bosques a veces llamada Arroy, y otras veces llamada el Bosque de Aventura. Ningún caballero entró jamás que no vivió una aventura y cerca de Arroy hay una tierra encantada que se ha visto varias veces. Es una tierra maravillosa, ya que en ella se encuentra un lago enorme y ancho, que está también encantado. En el centro de ese lago, durante mucho tiempo, se ha visto aparecer el brazo de una mujer — extremadamente hermosa y vestida de blanco, y la mano de ese brazo sostiene una espada de tal belleza y excelencia como nadie ha visto jamás. El nombre de esa espada es Excalibur — y fue llamada así por quienes la han visto por su brillo maravilla y belleza. Porque ha sucedido que varios caballeros ya la han visto y han tratado de obtener la espada para sí mismos, pero, hasta ahora, nadie ha podido tocarla, y muchos han perdido sus vidas en esa aventura. Porque cuando algún hombre se le acerca, la espada se hunde en el lago, o de lo contrario el brazo desaparece totalmente, o se retira al fondo del lago; ningún hombre ha podido nunca lograr poseer esa espada. Ahora yo estoy en posición de conducirte a ese lago encantado, y allí verás a Excalibur con tus propios ojos. Entonces verás si puedes contar con el deseo de obtenerla; y si lo logras contarías entonces con una espada con la cual luchar en batalla.

“Merlín”, le dijo el rey. “Esto que me dices es algo muy extraño. Ahora existe en mi un deseo infinito de tratar de obtener esa espada, por lo tanto te pido que me lleves con toda urgencia a ese lago encantado del que me hablas”. Y Merlín le dijo, “así lo haré”.
                                                                            “La historia del rey Arturo y sus caballeros” Howard Pyle

Merlín simboliza el mago en el interior de cada uno de nosotros. Es esa guía interna consciente que puede llevarnos hasta el punto de empoderamiento que surge cuando entramos en nuestro mundo interno.

Es Merlín quien guía a la persona, no sólo a llegar hasta el mundo externo de un lugar encantado, sino a ver y tocar la magia disponible. Esta capacidad de guía consciente hacia el mundo interno es la clave de toda oportunidad presente en un lugar que es un altar de lo sagrado.

En la vida cotidiana, la persona a menudo está tan ocupada valiéndose de su capacidad consciente para navegar por su mundo externo, que le quedan pocos recursos disponibles para ni siquiera percatarse de su mundo interior que está siempre tan presente, e incluso es más real, que los factores externos de su vida. Más allá del tránsito a través de los niveles más obvios de la realidad geográfica de una persona – cómo ir al trabajo y de regreso a su hogar, cómo encontrar un lugar nuevo, o simplemente cómo encontrar las llaves de su casa – la mayoría de nosotros transitamos a través de relaciones. Transitamos por nuestra vida financiera y profesional. A menudo en la cultura occidental, nuestra obsesión con estos aspectos de mundo externo no lleva a desorientarnos en lo que respecta nuestro mundo interno.

Un lugar sagrado nos ofrece la oportunidad de reajustar el uso de nuestra atención consciente de manera que se use menos para transitar por el mundo externo y más para transitar por la magia del mundo interior. Igual necesita de su consciencia externa para transitar por el ámbito externo, para no caerse por los barrancos de Tintagel o tropezar con los arbustos del jardín de Chalice Well. Pero si no experimenta este cambio de consciencia, puede encontrarse en un lugar sagrado, pero está simplemente caminando por ahí.

Un encuentro pleno con su mundo interno puede dejar a una persona momentáneamente incapaz de transitar por el mundo externo.  Para mí, llegó un momento en que me encontraba tan sobrecogido por la maravillosa consciencia de lo que estaba viendo en mi realidad interna que me tambaleé hasta que por fin caí de rodillas y lloré en un lugar donde podía hacerlo de manera segura. Me permití ser consumido por la realidad que había viajado a ver. Pronto, la irradiación de esa visión interna disminuyó y pude nuevamente transitar por el mundo externo. Pero el encuentro vivido no me abandona, hasta el día de hoy.

Hay dos aspectos de la guía consciente hacia las que nos lleva nuestro Merlín interno: nada y algo. Nada es simplemente el campo sin forma de la consciencia. Es “la oscuridad sobre la faz de lo profundo” que se menciona en la historia de la Creación en Génesis. Esto es la nada del campo de Creación que abrigamos con otros. Es también el vacío en nuestra propia alma. Es espacio sin forma de todo lo que todavía no ha ocurrido en nuestras vidas – todas las personas que aún no conocemos y todo lo que todavía no ha ocurrido con las personas que ya hemos conocido. Y tal como la profundidad del espacio, no está realmente vacío. Simplemente todavía no ha asumido forma.

Al vivir en esa nada, invitamos su activación. La oscuridad y el vacío dan la bienvenida al espíritu creativo que es llamado por el proceso de Creación. El espíritu de Dios se desplaza sobre las aguas y surge la luz – el algo. Esa luz se manifiesta simplemente en nosotros como seres humanos como un flujo de consciencia creativa. Nuestra propia consciencia se ilumina con pensamientos y sentimientos que nacen del vacío. Esa consciencia comienza a crear un nuevo futuro.

Una gira a través de lugares sagrados, tal como la que estoy llevando a cabo, es una oportunidad especial para invocar estas experiencias. Sin embargo las mismas oportunidades están disponibles a nosotros en forma regular. Cualquiera puede crear un altar sobre un mueble en su dormitorio. Puede ser algo tan simple como una foto y un recipiente donde quemar incienso. En el mundo exterior que nos rodea, siempre existen altares para una realidad interna y sagrada. Puede ser una estatua, una placa, una fuente, o muchas otras cosas. Cada vez que usted, o alguna otra persona, reconocen la importancia de un lugar sagrado, su poder como un portal hacia el mundo invisible que nos rodea, aumenta exponencialmente. Cada vez que esos lugares sagrados son ignorados, su poder disminuye.

Donde yo vivo en Sunrise Ranch, la pequeña capilla (Little Chapel) es uno de esos lugares. A menudo entramos a entonar cánticos y rezar. La historia de su creación es ya leyenda. La pequeña capilla fue construida por Lloyd Arthur Meeker y otros de los primero residentes de Sunrise Ranch. Detenían el trabajo en el proyecto cada vez que sentían que tenían otras labores que tenían que terminar para la pequeña comunidad que se encontraba en el Rancho en esos tiempos. Pero según el trabajo vibratorio de la comunidad fue avanzando, la construción de la pequeña capilla fue terminada.

Cuando vivía en Nueva York años atrás, para mí el edificio del Empire State era un altar. Cada vez que lo miraba me recordaba: “Vivo en la ciudad de Nueva York”. Observando su arquitectura clásica, pensaba cómo esa era mi ciudad, y cómo, a pesar de todos sus problemas, yo la abrigaba como mía. Era el lugar donde habían vivido mis abuelos y donde había nacido mi padre. Era un lugar donde personas procedentes de todas partes del mundo habían llegado en busca de una nueva vida. La ciudad de Nueva York cambió para mí cuando comencé a verla de esa manera.  Yo rezaba en sus calles y adoraba en sus parques y museos.

Tal vez leer estas palabras haya sido un ritual para usted que ha transformado el lugar donde se encuentra en un tipo de capilla – un portal hacia un nivel más profundo de realidad que siempre nos rodea, pero que puede verse opacado por la insistencia humana de obsesionarnos con preocupaciones y asuntos del mundo externo. ¿Quién está interesado en enfocar su atención consciente hacia eso, que igual que Merlín, nos confiere la capacidad de caminar entre mundos?


David Karchere

December 7th, 2017
Copyright © 2017 by International Emissaries

Posted in David Karchere | Print this page

Leave a Reply


back to top