Emissaries of Divine Light InternationalEmissaries of Divine Light International

test

Archive for July, 2018

Exponga su dolor al Amor

David-Karchere_NEW2014.200x243

En esta Pascua de Resurrección celebramos la llegada del Amado a través de un hombre que conocemos como Jesús. Celebramos su victoria, una victoria conocida en el mundo actual que se caracteriza por sus muchas fallas. Jesús se enfrentó a eso en su vida. También se enfrentó a la traición que nace de la ignorancia – y la experiencia de verse negado por sus amigos y todo el mundo. Es fácil imaginar que esa negación por parte del mundo en general no le resultara tan difícil de aceptar como la negación de sus amigos. Sin embargo, frente a todo eso, lo que celebramos es la victoria de su Amor incondicional. Indiscutiblemente es como lo caracterizaríamos a través de este hombre porque, a pesar de todos esos problemas, para alguien menos que Él habrían sido desde el principio causa para dar algo muy diferente, pero fue Amor lo que entregó.

De modo que celebramos eso. Pero más que celebrar la historia, celebramos el significado de esa victoria, no como algo que de alguna forma se nos entrega automáticamente al leer el relato de su vida y nos suscribimos a una creencia en particular al respecto, sino porque aceptamos el mismo significado para nosotros. Jesús creó un precedente de victoria e inspiración. Nuestra amiga Julia Butterfly Hill dice: ¿inspiración para hacer qué? Para que cualquier tipo de inspiración adquiera significado para nosotros, tenemos que obrar. Su precedente de victoria adquiere significado solo cuando lo acogemos en nuestro interior.

De modo que no celebramos el relato de un evento único, sino de una realidad universal. Hubo algo único en este hombre, tal como es cierto sobre todos nosotros. Podemos incluso decir que hubo algo especial en Él. Pero no algo separado de lo que está disponible a todo el mundo en la actualidad. Vivió algo universal que es cierto para todas las personas, de hecho, para toda la Creación.

¿Qué es lo que celebramos en la Pascua de Resurrección? Existió un espíritu de amor en ese hombre. Pero en fin de cuentas, ¿qué es espíritu? Considero que usamos la palabra por lo menos de dos formas distintas. Pensamos en espíritu como algo que irradia o emana, como una energía. Tal vez pensamos de esa manera del Espíritu Santo. También usamos el término para expresar un tipo de Ser. En otras palabras, atribuimos alguna entidad a la palabra espíritu.

De modo que en este día celebramos esa realidad de Ser que se encuentra en todas las personas y, de hecho, en todas las cosas, desde el átomo al sol, en todo ser humano. En el corazón de la Tierra existe algo más que energía y algo más que materia.  Vivir en un mundo de solo energía y materia es vivir en un mundo sin alma, un mundo sin significado, un mundo sin corazón.

Más que otra cosa, celebro hoy la propia naturaleza tal de Ser. Esa naturaleza se caracteriza mediante algo que llamamos Amor. El amor tiene muchas facetas, muchas formas y muchas expresiones. Pero hoy honro el Amor más elevado del que comprende lo más profundo de todo Ser, todas las personas y todo en la Creación, que tenemos la capacidad de llegar a conocer nosotros mismos. Observo la naturaleza de ese amor, la naturaleza del propio Ser, que es todopoderoso, no sólo a través de algún gran Dios en algún lugar que es omnipotente. Una amiga me comentó ayer que Dios no es solo omnipotente y omnipresente sino también omni-disponible. Esa realidad está presente, disponible para nosotros experimentarla en última instancia no como algo a lo que solo podemos aspirar o recibir su inspiración, sino una realidad que es la realidad más elevada de nuestro Ser. Cuando conectamos realmente con esa realidad, sentimos la fuerza que nos activa y se torna todopoderosa en nuestra experiencia. Todos nos tornamos en todopoderosos, no en los términos comunes humanos sino al llevar la naturaleza todopoderosa del Amor más elevado hacia el mundo.

Puede haber muchos que dudan, niegan y traicionan, así como mucha ignorancia en el mundo. A ellos les digo: “Observen esto.” Observen lo que ocurre cuando una persona o una colectividad de personas comienzan a reconocer el Amor más elevado, esa profunda realidad interna del Ser, como la realidad de quienes somos y comienzan a darle expresión de manera incondicional. De esa manera estamos liberando una fuerza muy poderosa en la cultura humana. La cultura humana, tal como es, se encuentra en un estado de dolor y sufrimiento debido a un quiebre psíquico en la consciencia de la humanidad. Esa es la única forma en que puedo explicar lo que vemos ocurriendo en todo nuestro entorno, lo que sentimos y sabemos de nuestra experiencia humana. Ese quiebre psíquico está sanando. Estamos liberando un poder onmi-disponible de esa sanación en nuestra propia experiencia.

El enfoque común ante el dolor de ese quiebre psíquico es recurrir a medicamentos, incurrir en algún tipo de patrón adictivo o algún intento de pretender que no existe, permanecer entretenidos u ocupados para así no tener que enfrentar el dolor. Parece ser una buena estrategia, excepto que no funciona porque el quiebre psíquico no puede sanarse si no se enfrenta. En la medida que estamos dispuestos a experimentar ese dolor, nos vemos forzados a permitir que la causa de ese dolor sane. Nos abrimos a la sanación, sabiendo cuánto duele vivir sin lograr esa sanación.

Pero si logra esconder de sí mismo el dolor de esa condición por mucho tiempo, pierde el incentivo de hacer algo al respecto. Si se enfrenta, inmediatamente se siente forzado a buscar la sanación y exponer la parte desconectada de su ser a la medicina espiritual que restaura el todo.

El Amor más elevado tiene muchas dimensiones en su expresión y son muchas las dimensiones de la experiencia humana, igual que un arcoíris. La luz blanca es el Amor más elevado, luego están todos los demás colores del arcoíris que son las dimensiones de la medicina espiritual que trae sanación al quiebre psíquico en todas las dimensiones de la experiencia humana. Claro que es necesario exponer lo que duele al color del arcoíris que lo sana. Es un proceso simple, pero requiere enfrentar el dolor.

El primer principio de la homeopatía es que “igual cura igual”. Esto significa que el practicante administra un remedio que semeja la enfermedad pero que no puede infectar a la persona. En vez de infectar, lo que hace es invocar una respuesta de sanación en la persona.

En términos de enfrentar el dolor en la experiencia humana de manera homeopática, quiero citar dos ejemplo del quiebre psíquico en las noticias. Mi intención no es discutir política, o desmerecer a las personas involucradas, sino enfrentar la negación y la traición, así como la ignorancia de la cultura humana en la que participamos que está sufriendo debido a este quiebre psíquico. Podría ser útil para nosotros sentir ese dolor el tiempo suficiente para poder emitir una respuesta revitalizadora y saludable a todo nivel de nuestro ser- para poder convertirnos en un todo íntegro. He aquí los dos ejemplos.

El 14 de febrero 17 personas murieron en la matanza en la escuela superior Parkland, Florida. En vez de retraerse y sentirse sobrecogidos por el trauma y la pérdida, los estudiantes se valieron de esa experiencia para llevar el poder de sanación a todo el mundo.

Se ha visto un aplauso general honrando el valor de los estudiantes. También ha habido quienes han ridiculizado a estos jóvenes que sufrieron la experiencia de ver a sus compañeros de clase y maestros recibir disparos y morir, mientras ellos temían por sus propias vidas.

Un ex – senador comentó lo siguiente:

Qué tal si esos jóvenes en vez de estar buscando a alguien más que solucione su problema, hacen algo al respecto, tal como tomar clases de resucitación y primeros auxilios, aprender a lidiar con esas situaciones para que cuando ocurra otra matanza puedan hacer algo en respuesta.

Al escuchar eso uno se pregunta sobre el grado de ignorancia que debe existir tras tal aseveración. Esta persona está motivada por algún tipo de terrible raciocinio. Sabiendo que el hombre era un senador y ahora un comentarista de noticias en un canal muy popular, él debería, al menos, contar con un nivel razonable de inteligencia. De modo que esa no es la explicación. Existe un problema más profundo que se está manifestando.

Como dicen en los medios de comunicación – se retractó – se disculpó y retiró sus palabras.

Otro comentarista se burló de uno de los estudiantes por haber sido rechazado por cuatro universidades a las que había sometido su solicitud de ingreso. El joven tuvo el valor de no retirarse del ámbito público. En Twitter presentó una lista de los auspiciantes del programa del comentarista y formuló un llamado a esos auspiciantes a retirar su apoyo económico. De nuevo, el comentarista tuvo que retractarse y disculparse.

Está también el relato de la rana en agua hirviendo. Dicen que si se pone una rana en agua hirviendo salta inmediatamente para escapar, pero si se mete en agua fría y gradualmente se va elevando la temperatura, no salta porque no cuenta con una referencia clara en que le permita percatarse de lo que está sucediendo. Eso ilustra cómo nosotros nos aclimatamos al quiebre psíquico. Ejemplos como esos dos sobre lo que se dijo en las noticias, nos permiten recibir un remedio homeópata de lo que causa el dolor y nos motiva a decir: ¡Nunca más! Nos hacen sentir cómo nuestra propia alma implora por sanación. Me refiero con sanación a la reunión con Amor. Me refiero a que contamos con la oportunidad de exponer lo que hace el dolor al flujo de Amor que está asociado a esa herida, de manera que el Amor pueda vertirse a través del flujo natural de la vida.

En el relato de la Pascua de Resurrección, Jesús entra en Jerusalén sobre un burro. Es recibido por el pueblo llevando con hojas de palmas y cantando: Hosanna, bendito sea el Rey de Israel que ha venido en nombre del Señor. Hubo un reconocimiento de Jesús que puso en un contexto político lo que él estaba haciendo. Es obvio que el reconocimiento público aumentó el peligro que ya enfrentaba por parte de las autoridades romanas y judías.

Jesús fue recriminado por haber permitido ese reconocimiento público. ¿Qué respondió a eso?

En verdad les digo, si el pueblo callara, las propias piedras inmediatamente elevarían su voz.

Las piedras igual están elevando su voz todo el tiempo. Las piedras están siendo constantemente activadas por el Amor más elevado. Así es para nosotros cuando estamos dispuestos a exponer todos los niveles de nuestra encarnación humana al poder activador del Amor más elevado. Todos los niveles de nuestra carnación humana elevan su voz en añoranza por ese amor, con regocijo según lo acogemos y le damos la bienvenida con alivio a medida que el flujo del Amor se re-establece.

Hoy celebro la fertilidad del alma humana. Somos como la tierra en los campos de cultivo donde vivo en Sunrise Ranch que responde al sol y a la lluvia con sus brotes y pastizales. Cuando el Amor más elevado brilla sobre el alma humana, cuando permitimos que entre, surge fertilidad que responde y trae consigo más vida.

Tal como los campos de cultivo donde vivo, mientras más participamos en este proceso – mientras más nos permitimos ser activados por el Amor – mayor fertilidad emerge en nuestra experiencia humana y con más contamos disponible para responder en cada ciclo de activación. Cada vez que nos permitimos se activados espiritualmente surge más, tal como cada vez que hacemos ejercicios logramos mayor tonalidad en los músculos que creamos para el próximo ciclo de ejercicios. Espiritualmente, cada vez que usted es activado se genera más fertilidad. Por ende más que puede responder y consiguientemente más poder que puede fluir a través de la capacidad humana.

Estamos construyendo esa fertilidad individualmente. La estamos construyendo juntos de modo que en las estaciones de activación espiritual haya más y más del Amor más elevado que puede emerger, para que nosotros mismos, a nivel individual y luego como un pueblo en colectivo, podamos estar viviendo el encarnación de la activación espiritual en el mundo. El Amor más elevado entonces brilla a través de nuestro cuerpo a todo nivel – físico, mental y emocionalmente – activando sanación en la cultura humana. Hay más de la realidad de Ser que está presente en el mundo.

En lo que a mí respecta, este proceso comienza conmigo y comienza con nosotros. Espero que usted asuma la misma actitud con respeto a sí mismo y lo que comparte con todos los que integran este campo de consciencia para despertar.

En este poema, celebro el espíritu de victoria de la Pascua de Resurrección y su ciclo este año:

Lo bueno del año

La Tierra se desnuda
al calor primaveral del sol,
esperando las moras y las papas
que se plantarán pronto
mientras abril hace entrega de su congelamiento a mayo y junio,
y los cuervos están alterados en el pastizal,
ansiosos de que en la pradera crezca el pasto de nuevo.

Hoy, el mundo humano comienza su trajín
con la anticipación de la temporada,
y el joven con su amor
alimenta las ovejas y corderos
on la bondad que lleva consigo un nuevo amor.

Puedo sentir lo bueno del año;
la promesa de lechuga fresca,
el heno recién cortado
y la llegada de nuevas amistades.

Veo los rayos de la luz al atardecer
en los rostros curtidos
después de un buen día de trabajo honesto,
y las sonrisas de alegría
a medida que la cosecha
se lleva al granero.

Se forman círculos de amor alrededor
de las cálidas fogatas de satisfacción
y bailes bajo la luna de verano,
porque el Amado ha venido a nosotros,
y todo está bien.

Siento lo bueno del año,
Y todo lo que trae consigo.

David Karchere

July 6th, 2018
Copyright © 2018 by International Emissaries


back to top