Emissaries of Divine Light InternationalEmissaries of Divine Light International

test

Archive for January, 2015

El llamado a despertar

David KarchereMe gustaría empezar contando un cuento. Es un cuento celestial, una historia celestial por así decirlo. Todos tenemos nuestras propias historias humanas, la historia de nuestra familia, la historia de nuestra nación y la historia de la humanidad como la conocemos. Me gustaría contar un cuento de nuestra historia celestial. Será un cuento que invite a tu imaginación y lo dejo a tu criterio para que distingas cuánto del mismo es imaginario y cuánto es verdadero. Así que aquí está el cuento.

Llegó un momento en que tú, como ser espiritual sin una forma humana, te reuniste con otros seres espirituales. Había una sensación de gran expectativa y gran posibilidad al saber que había un ambicioso proyecto a emprender. Esperaste y miraste y oraste mientras percibías que la intención de todo el cosmos llegaba a enfocarse en torno a este gran proyecto en el que tendrías la oportunidad de desempeñar un papel. Y efectivamente, llegó el día en que un Mensajero llegó del Todo Cósmico quien trajo la intención de algo magníficoy más que una intención: un diseño y un plan para crear un mundo. Y cuando este Único llegó a ti y a tus amigos, fue recibido con amor y comprensión. Cuando tú y tus amigos recibieron este planeste hermoso diseño y esta maravillosa intencióntu corazón resonó de alegría como si hubieras sabido que esto era lo que sería.

Y cuando contemplaste la cara de este único, viste la intención de todo el Cosmos de crear este mundo. Viste en su cara y en su semblante la maravilla de lo que se iba a crear, resaltada en su Ser. Y al verlo, supiste que él era justamente el único para traer este mensaje, este plan y esta posibilidad, y que tú eras justamente el único para tomar tu lugar designado y desempeñar tu papel designado para permitir que este plan se llevara a cabo.

Y por lo tanto, con tus amigos, permitiste de maneras mágicas que la energía de la creación pasara a través de ti y resonara y vibrara entre ustedes. Al cantar juntos dieron vida a un planeta y a un mundo, y crearon una forma viviente en ese planeta, en el cual pudiste encarnar. Tus amigos hicieron lo mismo para que, al nivel de la forma de ese planeta, pudieras vivir y trasladarte y tener tu ser y crear y llevar a cabo este ambicioso plan, sabiendo todo el tiempo que todo el Cosmos estaba regocijándose en lo que se estaba creando en este planeta tan especial, en este mundo tan especial, sin haber nada parecido en ningún otro lugar, dondequiera que pudieras mirar; y que tuvieras la oportunidad de administrar y dar vida a todos estos organismos milagrosos y la ecología viviente de un planeta como este.

¿Imaginación? ¿O verdad? Este cuento señala nuestra historia celestial. Si de hecho esa historia es verdadera, entonces tenemos que reconocer que algo pasó, que hubo una especie de rotura en ese patrón—que la forma humana en la que tú y tus amigos encarnaron perdió la conciencia de la realidad que la creó, y de hecho de tu propia realidad, de lo que eres como encarnación de esa forma humana. Y por lo tanto la conciencia humana ha creado un modo de pensar de sí misma y una forma de entenderse a sí misma como una especie de ser aparte, como si fuera un animal particularmente inteligente que caminara sobre la tierra que podría crear su mundo de una manera que sirviera a sus intereses; como si no hubiera ningún plan ni diseño de la Creación. Así que ha habido mucha tragedia en este planeta.

Desde esa ruptura, tú y todos tus amigos han tenido la intención de traer un redespertar en el alma humana al plan, a la intención original y a tu presencia, nuestra presencia y la presencia del único que vino—ese Mensajero a quien todos le tenemos el mayor amor y agradecimiento, y quien incluso ahora posee esas semillas de creación que él y nosotros compartimos y que compartimos entre nosotros mismos: las semillas de un mundo y las semillas del despertar. Esas semillas del despertar están presentes en la humanidad y en las culturas del mundo. Están presentes en las religiones del mundo. Bien podemos decir, ¡gracias a Dios que están presentes!, no importa cuán encubiertas puedan estar por las creencias religiosas.

Al mismo tiempo, tenemos que entender que en el mundo humano, todo se ve con ese mundo como punto de referencia—como si el propio patrón de la Creación solo tuviera sentido en cuanto que podría hacer que ganemos dinero, o conseguir para nosotros las cosas físicas que queremos, o hacernos exitosos. Así que toda esa realidad, la realidad del Ser, la realidad de la Creación, a medida que entra en la conciencia humana, se ve inevitablemente en ese contexto humano con esto como punto de referencia: ¿Cómo servirá a la humanidad? ¿Cómo servirá al mundo humano? ¿Cómo me servirá?

En el mejor de los casos, nuestros símbolos y nombres para la realidad del Ser de la que somos parte se observan en su relevancia para la vida humana que estamos llevando en el mundo en el que vivimos. Sin embargo, eso es religión en el mejor de los casos porque, debido a como está el mundo humano, las personas toman esos símbolos de la realidad y los usan para su ventaja aparente. Así que están sujetos a la corrupción y la explotación de hombres y mujeres y ya no son representaciones claras de lo que es la realidad.

Y sin embargo, algunos símbolos espirituales y religiosos resuenan de la vibración de la realidad, ya sea la imagen del Buda en su paz y comprensión y el poder de la conciencia que trae la imagen de su presencia, o el niño Cristo traído al mundo. Muchas de las imágenes que tenemos son de seres conscientes que vinieron para traer la conmemoración, para traer el despertar, para permitir que el mundo recuerde la realidad de la que proviene.

“El reino de los cielos está cerca”. Este fue el mensaje de despertar de Jesús. Esa realidad está cerca, pero es muy difícil de entender para los seres humanos. El cielo desde el que venimos, y en el cual sigue viviendo la mayor parte de nosotros, no ha ido a ninguna parte. El cielo está cerca. Al mismo tiempo, no está cerca en la experiencia humana. Y por lo tanto nos queda pensar, Oh, debe estar en algún lugar cercano, o lo que realmente él quiso decir es que debe estar al venir o debe estar presente después que yo muera. Porque al mismo tiempo, está cerca y no está cerca en la experiencia humana. Y por lo tanto debe haber un despertar.

Ese despertar no es una curación de la experiencia humana o de cualquier cosa que esté mal con la experiencia humana. Ese despertar no es para curar el cáncer. No es para remediar la contaminación. No es para remediar las bombas atómicas. No es para remediar la humanidad. La experiencia de despertar es la experiencia de una realidad que ya existe. Es vivir en esa realidad y dejar que esa realidad entre en nuestra humanidad. La integridad de esa realidad vuelve a crear nuestra humanidad, pero esa no es una curación de la experiencia humana. Es una desaparición de la experiencia humana como lo ha sido.

Es muy difícil para nosotros como seres humanos no ver la realidad como una especie de mejora o cura o respuesta para nuestro estado humano. La única respuesta para nuestro estado humano es el despertar—despertar de la pesadilla que está presente actualmente en el estado humano que está creando el cáncer, la contaminación, las armas atómicas y todo el resto. Es ese estado de conciencia que está creando esas cosas lo que debe desaparecer. Y por lo tanto para que haya un despertar, tiene que haber un dejamiento del estado actual de la conciencia; tiene que permitirse que nuestra experiencia humana se haga nueva.

Se hace nueva exactamente por el mismo diseño y plan y realidad con los cuales creamos este mundo en primer lugar. Nuestro proyecto ahora es un poco diferente a como era originalmente, porque el mundo fue creado. Así que el proyecto ya no está ante nosotros de la misma manera. Pero la esencia del diseño y el plan de este sí es así, y la respuesta para la humanidad está sobre la misma base sobre la cual se creó la realidad original, según el mismo plan y diseño, y con los mismos ángeles, y con ese mismo Único quien fue ese Mensajero glorioso y de oro, a quien amamos incondicionalmente tanto antes como ahora, al igual que somos amados por él y al igual que nos amamos. Es exactamente por la misma ley de recibir ese mensaje y ese plan y ese diseño que ahora nuestra humanidad se vuelve a crear fácilmente. Es por medio de esa intención y diseño y plan que la experiencia humana actual desaparece a favor de la verdadera manera de conocer esta realidad.

Esta es una realidad que trasciende toda nuestra experiencia humana. Pisa fuerte y empequeñece la experiencia humana. Es una realidad de proporciones cósmicas, al igual que somos seres de talla cósmica. Pero mientras esta es una realidad que transciende nuestra humanidad y se eleva por encima de ella, no ignora nuestra humanidad. No trata de evitarla. Para el alma despierta, existe la experiencia de entrar en nuestra humanidad como nunca lo hemos hecho antes, con verdadera autoridad, el verdadero poder del amor para volver a crear, con la espada llameante de la verdad que dice que esta experiencia humana es mía, este mundo humano es mío. Yo lo creé. Vuelve a mí y yo ejerzo dominio y tengo autoridad debido a quien soy y porque estoy entrando completamente en esa experiencia humana como nunca lo he hecho antes, según el diseño y el plan originales—no según el patrón humano. Estoy entrando en ella según el patrón original de la Creación, como el Creador. Estoy haciendo eso por mi propia experiencia humana y lo hago con todos los ángeles despiertos por todas partes. Estamos entrando en la experiencia humana y reclamándola como el Creador de esa experiencia.

Así que hoy los seres humanos despiertos están haciendo un llamado a toda la humanidad a despertar. Te invito a una ceremonia del despertar. Encuentra un gong o un carillón de algún tipo. Incluso un vaso y un cubierto serán suficientes. Haz sonar el gong antes de realizar cada una de las declaraciones de abajo.

Gong. Despierten, todos los que están adormecidos.

Gong. Despierten, todos los que se estén revolviendo en sus sueños.

Gong. Reúnanse juntos, todos los que han despertado.

Gong. Despierta, hombre.

Gong. Despierta, mujer.

Gong. Despierta, joven.

Gong. Despierta, anciano.

Gong. Despierta, tú que estás en la flor de tu vida.

Gong. ¡Despierten!

Que hayan pensamientos e imágenes y sentimientos y percepciones y conciencias que vibren fuertemente en la consciencia humana alrededor del mundo para las personas en todas partes. Que esta nueva conciencia las conecte con su origen, con su realidad más íntima. Que conozcan el fortalecimiento para vivir en esa realidad y estar en esa realidad en su mundo, y para enfrentar con valor las cosas que surgen en sus vidas, y nunca ser disuadidas de ser la verdad y la fuerza y la talla y la eternalidad de quienes son. Puede que nosotros hagamos lo mismo con poder y autoridad, sin sombra de variación, a través de todas las experiencias humanas, altas o bajas, a través de cualquier sufrimiento o dolor, a través de cualquier júbilo y éxito en la victoria. Que estemos totalmente presentes, seamos totalmente quienes somos, con valor y con la nobleza del ser que es nuestro derecho de nacimiento como un alma humana despierta.

Gracias por compartir estas palabras y este llamado a despertar.

David Karchere

January 27th, 2015
Copyright © 2017 by International Emissaries


back to top